Pages Menu
Categories Menu

Posted on Nov 21, 2015 in Aula, La Voz de Milton, Nuestra Voz

“La creación del primer lago”

Mitos original basado en los mitos mesoamericanos leídos en Spanish 4CL.

por Cassie Warwick

Había una vez una chica que se llamaba Libratzín que era hija única. Esta hecho se ponía muy triste. Esta chica quiso un hermano o una hermana. Pero, su deseo nunca se concedió. Vivía en una casa cerca de un campo verde y largo. Su única amiga era su querido caballo. Su caballo, que se llamaba Crinilopochtli, era de un color de una noche muy oscura y gris. Muchas veces Libratzín montaba Crinilopochtli en el campo. En ese tiempo, ella estaba completamente féliz.

El vecino de Libratzín había un chico se llamaba Gritidotécatl. Gritidotécatl amaba a Libratzín y quería su atención. Pero, Libratzín siempre daba su atención al caballo. Ella pasaba todo el día cuidando el caballo. Gritidotécatl se ponía muy celoso del caballo.

Una vez cuando Libratzín estaba durmiendo, Gritidotécatl fue al granado del caballo. Gritidotécatl castigó el caballo montándoselo muy rápido y duro. Cuando Gritidotécatl montaba Crinilopochtli, Crinilopochtli se cayó y se rompió la pierna. El caballo no pudo andar y entonces Gritidotécatl decidió matar el caballo. Después, Gritidotécatl tuvo que enterrar el caballo en el campo sin que Libratzín averiguara. Cuando Gritidotécatl veía que Libratzín lloraba porque su no sabía dónde estaba Crinilopochtli, el mintió y dijo que no lo había visto en muchos días. Libratzín estaba muy triste. Gritidotécatl y Libratzín tuvieron “un funeral” en el campo.

Un día, Gritidotécatl hablaba con sus amigos cuando Libratzín estaba cerca. Gritidotécatl no sabía que Libratzín estaba cerca y alardeaba sobre matando Crinilopochtli a sus amigos. Libratzín oyó Gritidotécatl y averiguó que él mató su caballo y donde Crinilopochtli estaba enterrado. Después, Libratzín no habló con Gritidotécatl nunca más. Cada día hasta el final de su vida, ella fue a lugar de caballo enterramiento y lloró. Por setenta años, Libratzín visitaba Crinilopochtli en el campo y lloró muchas lágrimas. Cuando Libratzín tenía ochenta años, ella murió al lado de la “tumba” de su caballo. El alma de Libratzín llevó al cielo en la espalda de Crinilopochtli. De repente, mientras el alma de Libratzín iba al cielo, un lago gris formó. El lago era tan grande y ancho como caballo de Libratzín. Esto lago también era muy hondo. El agua de esto lago proba como saladas lágrimas. Gritidotécatl vivió más tiempo que Libratzín y a veces caminó cerca de esto nuevo lago. En una noche oscura, Gritidotécatl caminaba cerca del lago. Él no podía ver el lago y se cayó en el lago. Él no podía nadar y se cayó al lodo en bajo del lago. Gritidotécatl se quedó pegado en el lodo y se ahogó.

Hoy, cuando hay viento, las ondulaciones en el lago parecen como una crin de caballo. También, cuando hay una tormenta enojada, la lluvia hace círculos grandes en el lago. Estos círculos representan la boca gritando de la alma perdida.