Pages Menu
Categories Menu

Posted on Jun 3, 2016 in La Voz de Milton, Nuestra Voz, Opinión

Donald Trump

Donald Trump

Por Alex I.

 

¿Dónde empezamos con señor Donald? El primer discurso de su candidatura fue un ataque a la población mexicana. En sus propias palabras, la mayoría de los mexicanos son violadores y traficantes de drogas. ¡Qué horrible! Ahora mismo, Donald es el primer candidato del partido Republicano. La principal política de su campaña es la famosa “Pared de Trump,” la idea de construir una pared de más de 35 pies de altura en la frontera entre México y los Estados Unidos. Muchos expertos del Washington Post, New York Times, y incluso Fox News dijeron que esta pared costaría demasiado dinero. También, no ayudaría mucho con el problema de inmigración ilegal porque la mayoría de los indocumentados tienen visas vencidas y no cruzaron la frontera. En este sentido, la pared y también su campaña en general explotaron la mentalidad xenófoba de muchos norteamericanos para buscar votos.

Esta mentalidad xenófoba da miedo a muchos mexicanos porque ellos necesitan trabajo e igualdad social en los Estados Unidos. Este miedo puede complicar las relaciones entre México y los Estados Unidos porque esta xenofobia se muestra en la media norteamericana y también en los resultados de la encuesta. Muchos mexicanos creen que esta xenofobia es un problema con muchos norteamericanos, pero es más un fenómeno con la franja del partido Republicano que tiene la voz más alta pero, en realidad, es una pieza más pequeña de lo que parece. En muchos casos, esta discriminación de los norteamericanos es la consecuencia de la falta de educación y la propaganda en pueblos pequeños y en el Internet también.

Para luchar contra esta ira y miedo, los mexicanos necesitan difundir su opinión y definir su propia humanidad. La estrategia de Trump es deshumanizar a la gente latinoamericana, y entonces los no informados en el campo no saben mejor que creer en las falsedades de Trump. Si nosotros pusiéramos nuestras opiniones en la media social, podrían cambiar esta mentalidad horrible en muchos norteamericanos hoy y ser más ruidoso que Trump.